Racing ganó, y Diego Milito dijo adiós en una tarde soñada | LaCiudad background img

Racing ganó, y Diego Milito dijo adiós en una tarde soñada

11 meses ago publicado por

Racing Club, en la despedida de Diego Milito ante sus hinchas en el estadio Presidente Perón, le ganó esta tarde por 2 a 0 a Temperley, en partido de la 16ta y última fecha de la zona 2 del torneo Transición 2016 de fútbol de primera división. 

 

Milito, de penal, y Romero (tras el rebote de otro penal que el arquero Federico Crivelli le atajó al ‘Príncipe’), anotaron los goles del equipo de Facundo Sava, que terminó con 24 unidades (seis triunfos, seis empates y cuatro derrotas). Temperley, que se había salvado del descenso la fecha anterior, quedó con 16 (4, 4 y 8).

El partido tuvo un protagonista excluyente, Diego Milito, y la jornada pareció salida de un guión de Hollywood. Lo acompañó el equipo, que dominó desde el inicio; lo acompañó la gente, que no dejó vacíos inexplicables en el Cilindro de Avellaneda.

Lo acompañó, también, el destino: en la madrugada fue padre por tercera vez con el nacimiento de su segunda niña, a la que con su mujer, Sofía, llamaron Morena. Desde temprano hubo fotos en las redes sociales, una de ellas con su hermano Gabriel, flamante técnico de Independiente (club del que, además, es un símbolo).

Luego de una primera aproximación de Temperley, a los 11m, con un remate de Matías Sánchez a las manos de Saja, llegaron los momentos sobresalientes de la tarde: el primer gol de Milito, de penal, a los 17m (luego de una falta de Escobar a Pillud en el área); el segundo gol, de Romero, que tomó el rebote de un penal que Crivelli le tapó al ‘Príncipe’ (falta del arquero a López); y el esperado minuto 22.

A propósito del número que llevó siempre en su espalda, en distintos sectores de la cancha se desplegaron banderas con su nombre, llovieron papelitos, estallaron máquinas lanza-humo, Avellaneda se llenó de aplausos y ovaciones y lágrimas.

Lo que quedó del primer tiempo y todo el segundo sirvió de excusa para el homenaje -a pesar de algún esfuerzo de Temperley para acortar la diferencia-, como si en la cancha quedara ese vacío posterior a las emociones fuertes, ese silencio por el que ya empieza a meterse la nostalgia a la espera del último pitazo. Pero, también y otra vez, el fútbol como escenario para ser un poco más felices.

Para cerrar el cuento con el final perfecto quedó un dato (lo que resalta también el penal convertido, y el errado): desde su regreso a la ‘Academia’, Milito hizo 22 goles.

En el futuro inmediato, Racing tiene la Copa Argentina, que le da al campeón el premio del pase a la Libertadores 2017: el miércoles (feriado del 25 de mayo), por los 32vos de final, jugará con Gimnasia y Tiro de Salta en la provincia de Formosa.

Temperley, en cambio, ya quedó eliminado del certamen, al perder en esta misma instancia ante Estudiantes de San Luis.

La foto del final fue la esperada: el abrazo de Milito con cada uno de sus compañeros y la emoción sintetizada en las lágrimas del ‘Chino’ Sebastián Saja, arquero, de amplia experiencia, justamente uno de los que deberá encargarse, desde ahora, de cubrir la ausencia del ídolo retirado.

Fuente: Télam

Categoria:
Deportes