in

Esta Inteligencia Artificial puede predecir si va a durar tu relación de pareja mejor que un humano



Te odio”. Esas dos palabras pueden significar cosas radicalmente distintas en función del contexto. No es lo mismo decirle a tu pareja un te odio enmarcado en muecas bobas mientras los dos andáis borrachos en mitad de una noche de fiesta que escupirlo con ojos bañados de rabia en mitad de una pelea de esas en las que vuelan vasos y las puertas acaban rotas. La situación importa. Pero igual de importante es la mera enunciación, el acto material de producción de ese enunciado, independientemente de cuál sea el mensaje.

No es solo lo que dices, sino cómo lo dices, vaya. La entonación, las duraciones, las pausas y volúmenes juegan un papel fundamental a la hora de completar significados, dicen cosas que a veces ni siquiera nosotros mismos notamos. Esa es la idea que subyace a un trabajo de investigación que conecta el ‘deep learning’ de la inteligencia artificial con nuestras angustias románticas, y que trata de responder a una pregunta que todos, alguna vez, nos hemos hecho:

¿Esa relación de pareja en la que andamos metidos y que parece que empieza a hacer aguas, tiene algún futuro?

Para responder a esa eterna duda, un grupo de investigadores de la Universidad de California del Sur puso un algoritmo a “escuchar” horas y horas de sesiones de terapia de 134 parejas reales  mantenidas a lo largo de dos años . Los investigadores usaron un software para analizar rasgos de esas conversaciones, como el tono, el timbre y la intensidad de las voces. Alimentaron su sistema con esas variables y con datos sobre la duración y el desenlace de cada relación. A partir de ahí, el algoritmo se puso a aprender.

La Inteligencia Artificial analizó la manera de comunicarse de esas personas. Estudió cuándo y durante cuanto tiempo hablaba cada parte, se fijó en el tono de su voz durante sus intervenciones, más que en las palabras mismas, buscó patrones y cotejó sus hallazgos con los desenlaces reales de las relaciones que le habían servido como material de estudio. Luego llegó la prueba de fuego: poner esa inteligencia a trabajar como consejero de pareja.

¿Podría el algoritmo predecir el desenlace de una relación de pareja que zozobra, aventurarse a darle una fecha de defunción, simplemente escuchando hablar a las dos partes en una serie de sesiones de terapia?

Lo cierto es que pudo.

Pudo, al menos, demostrar tanta efectividad en sus previsiones como personas de carne y hueso especializadas en tratar a parejas con problemas. Y lo logró gracias a su estudio de esos elementos indiciales que se desprenden de la enunciación entendida como un mero proceso acústico.

“Nuestros experimentos, en los que usamos datos de un estudio clínico longitudinal de parejas con relaciones en apuros, mostraron que las predicciones del resultado de esas relaciones obtenidos directamente del análisis de la acústica del habla son comparables o superiores a los obtenidos a partir del análisis humano de otros códigos de conducta”, explica los investigadores en su paper, publicado en PLOS One.

De nuevo, no es lo que dices, sino cómo se lo dices. Un te quiero también puede esconder el más puro de los desprecios.

Los investigadores creen que este tipo de herramientas de análisis pueden ser de ayuda en el futuro a la hora de aconsejar a parejas en apuros. Escuchar las conclusiones de la inteligencia artificial podría ayudar a las parejas a ser más conscientes de lo tóxicas que son sus maneras de dirigirse al otro. Aunque también habrá quien diga… ¿si me dicen que todo va a acabar, para qué hacer el esfuerzo?

Identificar para corregir versus la inercia destructiva de la profecía autocumplida. Y en el aire una pregunta: ¿acabará la tecnología guiándonos también en las cosas del querer?



Source link

قالب وردپرس

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

"La Generalitat no quiere una revuelta que cuestione el status quo de la burguesía catalana"

La empresa detrás de 'la niña sin miedo' de Wall Street, acusada de discriminar a las mujeres